Quién es el loco este

Image

A principios de 2016 decidí que ya había estado bien de deambular por el mundo laboral siguiendo los consejos de todo el mundo menos los míos propios y arranqué una carrera de fondo que me permitiera ser rico en tiempo y dinero.

No oficinas, no jefes, no esclavitud puesta en nómina.

Ese plan a 5 años tiene más puntos, pero no te los voy a contar ahora. En este blog, entre un montón de opiniones sesgadas, encontrarás informes detallados de los avances.

Qué estoy haciendo ahora

Actualización: he sido padre de gemelos y mi vida se ha visto afectada.

  • Si son las entre las 6 y 7 am o algún momento de la tarde, es probable que esté meditando.
  • También es posible que esté posicionando páginas en Google. Si tienes algo útil para alguien y quieres que te ayude con el SEO, háblame.
  • Puede ser que esté escribiendo algo muy bueno, para mí o para otros.
  • O haciendo de la La Bella Solera Co. y otros proyectos sostenibles, fuentes de ingresos de calidad.
  • Quizás grabando algún podcast épico.
  • Leyendo cualquier blog raro de SEO y analítica web
  • O pasando un buen rato con mi novia, mi familia o personas de las que aprender.

Eso en el mejor de los casos.

También con mucha frecuencia me podrás encontrar:

  • Incapaz de no pensar en todas las chorradas del mundo mientras estoy sentado en el suelo, o sintiéndome culpable por no haber meditado.
  • Preguntándome qué ha podido fallar cuando no consigo rankear una página
  • Decidiendo qué dominio usar de los muchos que tengo comprados y parados.
  • Delante de una hoja en blanco, con sueño, sin saber ni por dónde empezar a escribir.
  • Preguntándome si lo único que tengo en la cabeza son pájaros.
  • Profundamente descontento con el último podcast, texto, vídeo o la última reunión con un cliente.
  • Moviendo lo inamovible en un calendario atropellado.
  • Con cargo de conciencia por cualquier chorrada que pronto se olvidará.
  • Asqueado del ordenador.

Sí, todos por dentro somos un caso perdido. Pero si estás leyendo esto es que tú también estás en la pelea. Enhorabuena.

Más info sobre mí.

  • He nacido en Asturias, pero no me sale estar orgulloso de las casualidades.
  • Soy eneatipo 1.
  • No me como los animales.
  • Vivo con 114 cosas.
  • No me gustan los gurús.
  • He entendido que lo importante en la vida se hace esperar.
  • Me baño cada semana en el Cantábrico con mi colega el Botas.
  • Estoy aprendiendo a hacer un handstand perfecto.
  • La cantidad de temas sobre los que no sé nada ridiculiza a los poquísimos sobre los que sí sé algo.

Y lo que para ti es más importante, valoro mi tiempo por encima de todo. Prometo no hacerte perder el tuyo.

Leer

¿No ha sido suficiente con lo que ya has leído?

He de confesarte que mi primer click en una web también es en el sobre mí.

Necesito saber ya quién es la persona que tiene mi atención…

Pero esto ya es gula.

Soy Álvaro, tengo 35 años, hijo de asturiano y de cordobesa, viviendo en Gijón pero crecido en Grado (Asturias).

Tengo una estrategia a 5 años para ser dueño absoluto de mi tiempo. Eso implica no solo no depender de nadie por cuenta ajena, si no tener una vida en la que puedo dedicarme a lo más importante de mi vida, vivir.

En la búsqueda de este objetivo me dedico a dármelas de todos los colores montando negocios online.

He tenido que desaprender mucho para aprender un poco y a día de hoy puedo decir que soy bueno:

  • Escribiendo: tú lo puedes juzgar.
  • Montando páginas web que se posicionan en Google.
  • Aprendiendo: «no tengo npi a de nada» es una de mis frases favoritas.
  • Riéndome de mis propios dramas.

Mis objetivos sistemas

Antes de hablarte de objetivos tengo que hacerte una aclaración respecto al término. No lo entiendas por el concepto de metas, como si toda mi vida se resumiera en una espera por algo futuro, sino como la consecuencia final de un sistema.

¿Y cuál es la diferencia entre objetivos y sistemas?

De este maravilloso libro sale la distinción. Los primeros son para perdedores, los segundos aseguran el éxito. Lo vas a entender con un ejemplo sobre mi vida.

Si mi objetivo es ganar 1.000€ al día es muy probable que viva incómodo hasta que lo consiga. Cuando ese momento llegue, la satisfacción será efímera, me marcaré un nuevo objetivo y volverá la incomodidad hasta que lo vuelva a alcanzar. Eso en el mejor de los casos.

En el más frecuente nos marcamos objetivos que nunca alcanzamos, por demasiado ambiciosos. Eso duplica la insatisfacción, primero por no tener lo que buscas y segundo por el fracaso que supone no lograrlo.

En cambio un sistema se basa en la repetición, en hábitos, en tareas pequeñas que, probablemente, te lleven al lugar que quieres, pero no te preocupa. La única preocupación es ser consistente. Si tu objetivo es correr una maratón tu sistema es entrenar 4 días a la semana, llueva o nieve.

El premio viene a largo plazo

He aprendido, no sin dificultad, que los atajos no existen, y que las cosas importantes en la vida tardan. Son a largo plazo, y solo con un sistema sobre unos buenos cimientos se llega lejos de verdad.

Este es el destino final hacia el que dirijo mis acciones/sistema cada día.

  • Rico en tiempo y dinero: ser dueño de mi tiempo, hacer lo que me apetezca cuando me apetezca sin depender de 22 días vacaciones.
  • Plenitud física y mental: Entrenamiento de cuerpo y mente: meditación y actividad física constante. Flácido e inseguro es más difícil ser feliz.
  • Relaciones sociales plenas con mi entorno cercano: pareja, familia, amigos, conocidos…
  • Vida sostenible: pasar por el mundo con el mínimo impacto para los que me acompañan y los que vienen detrás.

En el gráfico verás la jerarquía:

La prioridad es tener tiempo y dinero, porque sin ello no hay ni salud ni relaciones sociales plenas y sería un lastre para todos, planeta incluido.

Por qué escribo este blog

Me gusta escribir, aunque últimamente escribo demasiado para otros y poco para mí.  Además me aporta todo esto:

  • Motivación
  • Exponerme a situaciones diferentes.
  • Aprendizaje
  • Ordenar ideas

De puertas afuera el blog también me sirve para trabajar la marca personal (es un término que no me gusta en exceso pero tú me entiendes) y para aprovechar la estrategia de la triple H, hacer, hacer y hacer, sin expectativas, he comprobado que es un método infalible, podría incluso sacar un curso.

Por si fuera poco, como hay gente que le mola el rollo, me sirve de puerta de entrada para clientes de servicios de SEO.

Si no quieres contratarme puedes seguir leyendo el blog.

Entra en el funnel definivo

Llenaré de valor tu email, o no…