No me acuerdo por qué empecé este blog

Image

A principios de 2016 decidí que ya había estado bien de deambular por el mundo laboral siguiendo los consejos de todo el mundo menos los míos y arranqué una carrera de fondo que me permitiera ser rico en tiempo y dinero.

No oficinas, no jefes, no esclavitud puesta en nómina.

Era un romántico. O me había tomado algo.

Supongo que fruto de ello pensé que era buena idea invertir muchísimo tiempo en escribir este blog y hacerlo gratis.

Ahora que soy padre y el tiempo está apretado escribo más, pero ya no es gratis. Ahora para leer hay que airear la tarjeta.

Sí, hay gente que paga por leer mis emails y a veces me pregunto cómo todavía aguanta la broma.

No te preocupes, todavía no necesito el CVV, pero si quieres puedes leer un tiempo gratis y ver de qué va la vaina. Solo un tiempo

También puedes no hacer nada.

En todo caso, no hay garantía de que te cambie la vida (hay que traerla cambiada de casa). Hay gente a la que le gusta, y hasta paga, pero podría no ser tu caso.

Bueno, me presento, que para eso estamos aquí.

Como esto es online y mientras tú estás leyendo yo puedo estar en cualquier sitio, incluso muerto, nos vamos a ahorrar los dos besos.

Mi nombre es Álvaro.

Ey 👋

√ He nacido y vivo en Asturias, en un pueblo llamado Grado, pero no me sale estar orgulloso de las casualidades.

√ Tengo 37 tacos, pero hago el monguer igual que con 17.

√ Soy padre de gemelos y esto ha afectado sustancialmente a mi vida. Cuando me despiertan a las 3 de la mañana hago menos el monguer.

√ Antes meditaba mucho.

√ Soy eneatipo 1 y estoico rookie.

√ A veces encuentro una frase que me inspira mucho y pienso en ponerla aquí pero luego se me olvida.

√ No me como los animales y no podría debatir sobre por qué no lo hago.

√ En algún momento de mi vida viví con 114 cosas. Luego perdí la cuenta.

√ No me gustan los gurús.

√ Me esfuerzo por entender que lo importante en la vida se hace esperar.

√ Estoy aprendiendo a hacer un pino perfecto, pero se me está alargando.

√ La cantidad de temas sobre los que no sé nada ridiculiza a los poquísimos sobre los que sí sé algo.

√ No me acuerdo por qué empecé este blog.

Otra cosa importante, valoro mi tiempo por encima de todo. Prometo no hacerte perder el tuyo.

Ojo, que igual ya te he caído bien y te quieres suscribir. Déjame ponértelo fácil

Si bajo ningún concepto tienes pensando suscribirte, pero bajo ninguno ninguno, puedes dejar de leer y hacer lo siguiente.

[Atención: no recomendable]

Image

¿Sigues por aquí? Bien, me alegra saber que valoras suscribirte.

Me presento en la parte profesional.

Un suscriptor de los emails de pago me dio una vez una definición de sí mismo que me he apropiado.

Multipotencial para unos, disperso de mierda para otros.

Quizás has llegado aquí pensando que soy SEO, o copy, o podcaster, o vete tú a saber.

Pues no.

Escribo mucho pero no soy escritor.

√ Escribo mucho para sacar a pasear las tarjetas de la gente pero nunca me he presentado como copywriter.

√ He posicionado muchas webs mías y de clientes pero no he mirado un log en mi vida, y eso me descarta como SEO.

√ Grabo tres o cuatro podcast a la semana pero solo porque sueño con tener la voz de Victor Correal.

En realidad soy un tipo que con los años se ha medio apañado para montárselo online tirando de algunas de esas habilidades.

¿Multipotencial? ¿disperso de mierda?

Pues depende del día.

Supongo que como tú, viajo en la montaña rusa de la vida. Un día me encantan mis emails y al siguiente me pregunto cómo alguien puede pagar por leerme.

Un día me veo en zapatillas delante del mac sin tener que aguantar jefes y con unos ingresos bastante decentes y me pienso algo. Al siguiente tengo los pies fríos, se me ponen los ojos rojos de mirar la pantalla y pienso que cuánta razón tenía mi padre cuando me mandaba opositar.

Sí, todos por dentro somos un caso perdido.

Si estás leyendo esto es que tú también estás en la pelea. Enhorabuena.

Una presentación no estaría completa sin contar cuáles son mis objetivos en la vida. Puedes leerlos, puedes leer el blog o puedes no hacer nada.

La maravillosa opción de no hacer nada siempre está en la vida.

Mierda, se me olvidaba, también puedes suscribirte.

Pero no te pongo cajetín, soy así de chulo. My web, my rules.

Mis objetivos sistemas

Antes de hablarte de objetivos tengo que hacerte una aclaración respecto al término. No lo entiendas por el concepto de metas, como si toda mi vida se resumiera en una espera por algo futuro, sino como la consecuencia final de un sistema.

¿Y cuál es la diferencia entre objetivos y sistemas?

De este maravilloso libro sale la distinción. Los primeros son para perdedores, los segundos aseguran el éxito. Lo vas a entender con un ejemplo sobre mi vida.

Si mi objetivo es ganar 1.000€ al día es muy probable que viva incómodo hasta que lo consiga. Cuando ese momento llegue, la satisfacción será efímera, me marcaré un nuevo objetivo y volverá la incomodidad hasta que lo vuelva a alcanzar. Eso en el mejor de los casos.

En el más frecuente nos marcamos objetivos que nunca alcanzamos, por demasiado ambiciosos. Eso duplica la insatisfacción, primero por no tener lo que buscas y segundo por el fracaso que supone no lograrlo.

En cambio un sistema se basa en la repetición, en hábitos, en tareas pequeñas que, probablemente, te lleven al lugar que quieres, pero no te preocupa. La única preocupación es ser consistente. Si tu objetivo es correr una maratón tu sistema es entrenar 4 días a la semana, llueva o nieve.

Buf, mucho valor hasta aquí, déjame meterte un cajetín.

Sigamos.

El premio viene a largo plazo

He aprendido, no sin dificultad, que los atajos no existen, y que las cosas importantes en la vida tardan. Son a largo plazo, y solo con un sistema sobre unos buenos cimientos se llega lejos de verdad.

Este es el destino final hacia el que dirijo mis acciones/sistema cada día.

  • Rico en tiempo y dinero: ser dueño de mi tiempo, hacer lo que me apetezca cuando me apetezca sin depender de 22 días vacaciones.
  • Plenitud física y mental: Entrenamiento de cuerpo y mente: meditación y actividad física constante. Flácido e inseguro es más difícil ser feliz.
  • Relaciones sociales plenas con mi entorno cercano: pareja, familia, amigos, conocidos…
  • Vida sostenible: pasar por el mundo con el mínimo impacto para los que me acompañan y los que vienen detrás.

En el gráfico verás la jerarquía:

La prioridad es tiempo y dinero, porque sin ello no hay ni salud ni relaciones sociales plenas y sería un lastre para todos, planeta incluido.

Esto puede resultarle raro a algunas personas, pero no es algo que me preocupe.

En varios de los emails (gratis) esto está explicado muy a fondo, además de otros temas que siempre van sobre algunos de esos cuatro bloques, sobre todo dinero y negocios online, que es donde mejor me manejo.

No obstante, si te suscribes recibirás de forma ordenada un montón de ideas que podrían no cambiarte la vida.

O sí.

Buen viaje.

Y aquí lo tienes otra vez

El cajetín del valor. Yo te diría que merece la pena, pero claro soy parte interesada.

Lo que no hago es regalarte ningún ebook de mierda.